.

.

Noticias SL

Noticias de San Lorenzo

Lo Último

29 de septiembre de 2015

Desvergonzada indiferencia

[Editorial] Desde hace meses la Municipalidad de San Lorenzo sigue cobrando indebidamente el 10% por el servicio extra judicial del impuesto inmobiliario a través de empresas y abogados particulares. La Junta Municipal aprobó en tres ocasiones por mayoría suspender el referido cobro, y lo peor es que él hoy Intendente Ramón Gill aprobó dicha suspensión en su periodo de Concejal –antes de la renuncia del Candidato a Intendente Albino Ferrer–, sin embargo siguen cobrando descaradamente.

El pasado miércoles 17 de septiembre del presente año, una vez más la Junta Municipal aprobó suspender el cobro del 10% por el servicio de Honorarios Profesionales sobre el pago de tributos municipales, en dicha oportunidad, el Presidente de la Junta Municipal Ignacio Britez, sugirió para que la Dirección de Asesoría Jurídica se encargue exclusivamente del cobro, de modo a que la ciudadanía no abone el 10%. Pero no se trata del primer pedido, ya en otras ocasiones la Concejal Olga González (ANR) solicitó suspender dicho cobro. Por su parte los contribuyentes acercaron sus respectivas quejas hasta algunos concejales.

Es inaceptable que el Ejecutivo Municipal siga haciendo oídos sordos a esta cuestión que ni siquiera fue vetado, tanto por el exintendente Albino Ferrer como por el actual Ramón Gill.

Estamos ante situaciones delicadas, en primer lugar la flagrante violación una vez más a la Ley Orgánica Municipal, esta vez en su artículo 41 (promulgación de ordenanzas y resoluciones), debido a que no se está cumpliendo con lo automáticamente promulgado, atendiendo a que la Resolución en cuestión no fue vetada. En segundo lugar, tal como esta norma jurídica municipal no es respetada, tampoco los concejales son respetados, empero no es el primer caso en que los concejales pierden respeto, dejándolos en ridículo, es más que evidente que a la intendencia no le interesa cumplir con esta disposición. En consecuencia, se le está cobrando ilegalmente a muchos ciudadanos impúdicamente.

Ante esta situación, resulta extraña la postura del señor Intendente Ramón Gill, que actúa desconociendo este asunto –algo muy bien conocido por él…

Si Ramón Gill desea seguir gozando del buen concepto que se ha ganado en este corto tiempo, debe frenar de inmediato este atropello contra la ciudadanía, que hace sus esfuerzos por estar al día o intenta cumplir con sus obligaciones municipales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF