.

.

Noticias SL

Noticias de San Lorenzo

Lo Último

Villalba y Masi, inútiles e intocables

[Editorial] Si hay algún culpable que existan inútiles y a su vez intocables en la municipalidad, esa persona tiene nombre y apellido: Albi...

11 de abril de 2016

Una mezcla de heroísmo e irresponsabilidad

Por Sergio Velázquez

¡Qué empate logró el Rayadito! Con tres jugadores menos, de visitante, con el rival que lo empezó a incomodar en gran parte del segundo tiempo. Por su puesto que se valora, pero... ¿había necesidad de sufrir tanto? San Lorenzo tuvo en su poder la fuerza para sacar mayor ventaja y no lo hizo.

Contradiciendo el título de esta publicación, separemos, lo corajudos que fueron los 8 futbolístas que se bancaron los últimos 15 minutos y 7 más de descuento, de los otros tres irresponsables, que se hicieron expulsar infantilmente y lograron que el rival sea más peligroso de lo que debió ser, porque quedó demostrado que si Rayadito contaba con sus 11 jugadores enfocados en el partido, se hubiera sacado un resultado favorable... el resultado que se vino a buscar.

La victoria se esperaba. Se sigue esperando. No podemos seguir en la misma. Valoremos lo que se hizo, pero no festejemos. No, por favor. No escondamos el polvo bajo la alfombra. Se demostró que San Lorenzo tiene con qué pelear. Entonces deberíamos de sentirnos con rabia, por no haber conseguido lo que nos propusimos. El Rayadito no está para festejar empates. No se puede tolerar tener cuatro jugadores expulsados en dos partidos.

Ahora, se rescata y se aplaude la actitud y la garra que se demostró ante Caacupe. El nivel de ciertos futbolistas es el ideal. Esa debe ser la base, y aquellos que se fueron expulsados (y que también estaban haciendo un buen partido) tienen que comprender que se les necesita para alcanzar el objetivo de subir a Primera División, que sean más responsables y valoren la oportunidad que se les da para demostrar sus respectivas capacidades.

¿Del arbitraje qué de novedoso podemos decir? Por ahí quizás Velázquez fue localista para determinar la gravedad de ciertas faltas, pero son cosas que no sorprenden. No fue la primera, ni será la última vez que pase este tipo de cosas. A veces te benefician y otras muy por el contrario, pero un equipo se debería de preocupar más por sus propios errores y no caer en las provocaciones del rival, menos si son locales.

Así que, insistimos. Valoramos de sobremanera el esfuerzo que se hizo por no perder en las condiciones en las que culminó el partido. Pero desaprobamos y repudiamos la irresponsabilidad de los que se fueron expulsados, así como también el hecho de festejar un empate, que bien sabíamos, no fue el resultado que se esperaba

No hay comentarios :

Publicar un comentario