.

.

Noticias SL

Noticias de San Lorenzo

Lo Último

12 de septiembre de 2016

Las verdaderas Finales


Por Sergio Velázquez

Los veintisiete partidos disputados hasta aquí eran veintisiete finales, supuestamente. Sin embargo, los jugadores no parecían tomar de esa manera esos compromisos y tal es el caso que el Rayadito hoy está en esta situación. Ahora sí se vienen las Finales, las que pegan y las que van a derivar a "el final de la angustia" o "el final de una ilusión".

Ya se acabó, ni un punto menos más. Nadie pierde porque quiere, claro está, pero llegó el momento en que se deba notar el esfuerzo que tienen que hacer los jugadores para ganar puntos y ya no perderlos. Son ellos quienes ejecutan todas las ideas que se establecen durante la semana.

Los tres partidos que le quedan a San Lorenzo son los decisivos, eso deberían de ser conscientes. Contra Resistencia era probable que se perdieran puntos. A pesar de que finalmente se pudo haber ganado, en el presupuesto estaba traer un empate, se dio y ahora ya no hay margen para el error.

¿El Rayadito puede ganar todo lo que le queda? Por su puesto que sí y en términos probabilísticos, también. Fernando, Iteño y Colón son ganables; dos de ellos ya no pelean por cosas ambiciosas, lo que podría ser una ventaja para ellos; el hecho de jugar sin ningún tipo de presión. Y contra Colón, rival directo, en la última fecha; ¿Cómo llegará el Rayadito para cuando eso? ¿Seguirá con chances?

¿Podrá ser una coincidencia que justo en la última fecha San Lorenzo enfrente a un rival directo? Ponerse a imaginar que se ganen estos dos primeros partidos y definir en casa el descenso o la permanencia, con entrada libre y gratuita para los aficionados locales y que el "Gunther Vogel" reviente; jaja, qué lindo sería. Ojalá terminara así.

Es el momento en que las Finales sean verdaderas Finales para estos protagonistas. Tres rivales a los que hay que ganar a como dé lugar, y que luego el destino y esas cosas raras del fútbol, si tiene que ser así, ayuden a un equipo que no quiere y no merece ir a la B.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF