.

.

Noticias SL

Noticias de San Lorenzo

Lo Último

Estimado lector

Como ya es costumbre en cada enero, haremos una pausa en nuestras tareas. El jueves 1 de febrero de 2018 retomaremos nuestro contacto diari...

1 de octubre de 2016

Un patotero en el Rayadito


[Editorial]  No hay otro calificativo que le quepa mejor al Tesorero del Sportivo San Lorenzo, Luis Coronel, que la de patotero; molesto por las críticas de este medio, sin mediar palabras con una actitud agresiva y provocativa, echó a nuestro articulista del estadio. La actitud del señor Coronel –si le sienta la distinción de “señor”– no habla bien de su persona. Sin dudas, uno puede estar en desacuerdo con las críticas de este medio, no hay porque estarlo necesariamente; en efecto, aquel que se sienta afectado cuenta con todo el derecho legal de recurrir a una solicitud de réplica. Luis Coronel tiene que saber, o si alguien le puede hacer saber, que él no puede andar patoteando por el club, él está ahí para trabajar por el engrandecimiento de la institución. El Sportivo San Lorenzo, a punto de ir a la “B”, moralmente muy debilitado, requiere de hombres con un liderazgo autentico y un profundo conocimiento del fútbol, y no de patoteros que anden agrediendo a periodistas.




No hay otro calificativo que le quepa mejor al Tesorero del Sportivo San Lorenzo, Luis Coronel, que la de patotero; molesto por las críticas de este medio sin mediar palabras con una actitud agresiva y provocativa echó del estadio al periodista de San Lorenzo Hoy, Sergio Velázquez.

Según las explicaciones del periodista, Coronel se mostró muy molesto por un artículo de opinión titulado: “¿Qué otro motivo más necesitan para irse?".

"Me trató de caradura por volver después de todo lo que dije, además de acusarme de que yo los traté de payasos y de que me burlé de la dificultad física de la señora Daniela Pineda. Él solo gritaba y ni escuchaba mis argumentaciones, y me echó del estadio frente a todo el mundo, frente a los colegas", contó Velázquez.

La actitud del señor Coronel –si le sienta la distinción de “señor”– no habla bien de su persona, puesto que un ciudadano sensato no actuaría de tal forma, recurriría a otras formas, maneras más civilizadas.

Sin dudas, uno puede estar en desacuerdo con las críticas de este medio, así como en este caso con nuestro periodista deportivo, no hay porque estarlo necesariamente; en efecto, aquel que se sienta afectado cuenta con todo el derecho legal de recurrir a una solicitud de “réplica”, para ello basta con enviar un correo electrónico.

Es importante aclarar que las críticas hechas no pasan por una cuestión financiera del club, tampoco sobre algo personal, más bien por las determinaciones en el área futbolística y sus variables, nada más.

A juzgar por la situación del Rayadito, el escenario no resulta propicio para generar actitudes desubicadas y hasta violentas, al contrario: los dirigentes deberían de mostrar su capacidad institucional, y dejarle a la prensa que haga su trabajo.

Luis Coronel tiene que saber, o si alguien le puede hacer saber, que él no puede andar patoteando por el club, él está ahí para trabajar por el engrandecimiento de la institución.

El hincha rayadito, sobre todo el socio, tiene que tomar nota de estos acontecimientos, en otros casos resulta una gran hipocresía que algunos dirigentes, tanto el aludido como otros, bajo una supina maldad anden manifestando que aquellos que no son socios no tienen el derecho a opinar de nada de los que ocurra, como si fuera que solamente los socios van a ver los partidos –por supuesto los socios tienen su debido lugar y eso está fuera de discusión– o que no anden mendigando ayuda a la Municipalidad, institución eminentemente pública, que, con el dinero de los sanlorenzanos en más de una ocasión se ha colaborado.

La afición deportiva tiene derecho a saber qué es lo que ocurre con su club, en este caso los medios de comunicación juegan un papel importante, además los propios dirigentes que se encuentran tanto al frente de la institución como los opositores hacen uso de los medios para sus respectivas propagandas.

¿“O caso solo cuando nos conviene nomas le damos su lugar a la prensa”?

El Sportivo San Lorenzo, patrimonio viviente de la ciudad a punto de ir a la “B”, moralmente muy debilitado, requiere de hombres con un liderazgo autentico y un profundo conocimiento del fútbol, y no de patoteros que anden agrediendo a periodistas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF