.

.

Noticias SL

Noticias de San Lorenzo

Lo Último

29 de octubre de 2017

Llevas años limpiándote mal los oídos: esta es la forma correcta

Los bastoncillos (o métodos similares), llevan años siendo desaconsejados. Ahora son varios los especialistas que tampoco ven con buenos ojos el uso de sprays. Lo aconsejable, el uso de un paño en la zona exterior del oído tras la ducha.

Ilustración. 


La limpieza de los oídos es una de las tareas cotidianas en nuestra higiene personal que más advertencias provoca desde la comunidad médica.

La razón es que muchas personas recurren a prácticas que comprometen, por ejemplo, sus tímpanos. Eliminar la cera de los oídos ha llevado a muchos a utilizar durante años bastoncillos y soluciones líquidas que al final sirven para provocar lesiones internas que se agravan con el paso del tiempo.

Los especialistas recuerdan la única forma aconsejable de limpieza de oído que ha de practicarse en el hogar es la de utilizar un paño suave que, sin introducir en el interior, sirva para quitar la cera y suciedad que quede en la zona externa. El momento más adecuado es después de la ducha, ya que gracias a la humedad, la cera suele licuarse con facilidad y salir, en parte hacia la zona exterior del oído. Si la cera provoca pérdida de audición o molestia, lo que ha de hacerse es acudir al médico para que solucione el problema con el instrumental adecuado.

Qué no debes hacer

Además de los bastoncillos, solemos recurrir a papel higiénico, pañuelos y otros utensilios para intentar extraer la cera. Esto es cierto que extrae cera, pero también que empuja la mayoría hacia dentro y suele presionarla contra las paredes del oído, haciendo que se acumule ahí. Con el paso del tiempo esto lleva a que se seque, quedándose en el interior del tímpano y llevando a la formación de tapones.

Además, el oído es una zona muy sensible que suele irritarse con facilidad. El roce de pequeños objetos contra las paredes de los oídos suele provocar molestias a la larga. Este tipo de práctica también favorece la entrada de bacterias y esto hace que sea más fácil contraer una infección.

Otra práctica que muchos otorrinos están empezando a poner en duda es el uso de sprays líquidos que se han puesto de moda en los últimos años como alternativa a los bastoncillos. Su uso excesivo también puede ser contraproducente (no tanto como el método anterior) y llevar a lesiones en el tímpano.

El ear candling: Es un método que se ha puesto de moda en los últimos tiempos, consistente en colocar en los oídos una vela encendida por el otro extremo. Ha ganado popularidad, no solo como remedio para reblandecer la cera sino también como analgésico en procesos infecciosos. Los médicos alertan de que esta puede llevar a que la cera de la propia vela caiga en el oído, con las consecuencias que esto puede tener.


20minutos.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario