.

.

Noticias SL

Noticias de San Lorenzo

Lo Último

2 de septiembre de 2018

Cómo sacar de los asientos el olor y los pelos de tu perro o gato

Si tenes una mascota y te gusta llevarla de paseo en tu auto, pero no querés dejar de cuidar la limpieza de los tapizados, este informe te será muy útil para sacar el olor y los pelos de perro o gato del auto, aunque habrá que considerar las características propias de cada uno.

Ilustración./ Gentileza.  

Seguramente adorás a tu animalito y disfrutás de su compañía y te encanta llevarlo de paseo cuando salís caminando o “motorizado”. Sin embargo, el olor de los animales y los pelos que desprenden, ya seamos dueños de gatos o perros, en determinadas épocas del año pueden ser muy molestos. 

Y hasta pueden perjudicar nuestra higiene y presencia. Antes de repasar algunos consejos, es importante que tengas en cuenta que sacar el olor y los pelos de tu mascota del vehículo es un trabajo que normalmente requiere cierta dedicación, por lo tanto tenés que hacerlo con tiempo. 

Cómo sacar los olores 

Lo primero que debemos tener en cuenta es mantener a nuestra mascota siempre limpia, lo cual nos permitirá disminuir el olor propio de los animales. También, sería bueno cepillar a tu perro todos los días: el olor que desprende el animal está ligado a la suciedad adherida a su pelo. 

Por eso, es recomendable cepillarlo con frecuencia, en especial, si sabes que lo vas a llevar de paseo o al veterinario. Por ejemplo, si el olor a perro ya se “apoderó”, en primer lugar, ventilá el vehículo: cuando el perro no esté adentro del auto, abrí las puertas y ventanillas para evitar que los olores se concentren. 

Paso seguido, aspirá y/o cepillá los asientos, después lava el auto como lo hacés normalmente, para así eliminar la suciedad de los pelos y el polvo. En este punto, es importante tener en cuenta que la limpieza del vehículo incluye su “orden”. 

Bicarbonato 

Un detalle a recomendar es que deberás retirar los elementos que puedan acumular más el olor a perro, como la ropa. Una vez que el auto esté limpio y ordenado: espolvoreá una buena cantidad de bicarbonato de sodio sobre los asientos, alfombras y otras partes de tu vehículo. Si notás que hay partes en las que es necesario cepillar otra vez para sacar la suciedad, mezclá dos cucharadas de bicarbonato de sodio en una taza con agua y aplicá suavemente, con mucho cuidado de no mojar demasiado el tapizado. 

Luego, retirá la humedad con un trapo seco. Dejá que el bicarbonato actúe toda la noche y a la mañana siguiente aspirá o cepillá todas las zonas en las que esparciste el polvo. 

Cómo sacar los pelos de perro o de gato del auto

Usá un rodillo de pelo para mascotas, hecho de hojas de papel pegajoso, que se adquiere en veterinarias. Lo hacés rodar sobre todas las áreas del interior del vehículo para recoger el pelo del perro o del gato. Después, moja una esponja y escurrila bien, de forma tal que quede húmeda pero no moje demasiado la tapicería. Luego, limpiá la tapicería con un movimiento hacia abajo. 

Más tarde, cepilla los asientos de tu auto con un cepillo, moviéndolo en el dato el No es lo mismo un perro que un gato en un auto- El primero es más sociable y puede sentarse y viajar sin grandes temores. Si bien hay gatos que también se trasladan así, lo ideal es que lo lleves en brazos, ya que se estresan al salir de su hábitat, y a upa se suelen sentir protegidos. 

Diferencias una sola dirección. El último paso: aspirá el interior del vehículo con una aspiradora de mano y, si es posible, aplicá desodorante ambiental o para automóviles en spray. 

Más trucos para pasearlos sin ensuciar 

Muchas veces nos gustaría salir a pasear con nuestro perro a lugares que quedan lejos de casa, y esto se nos hace muy improbable. Encima, hay muchos fanáticos del auto que no invitan a uno a subirse a su vehículo si tenemos a nuestro perro. Otros sí disfrutan de la compañía de sus mascotas y toman los recaudos necesarios. 

Así, por ejemplo, antes de emprender rumbo al destino, tenemos que pasear a nuestro animalito para que vaya liviano y con sus necesidades ya hechas. Entonces si será momento de subir al coche para disfrutar de una vuelta en un nuevo parque y lleno de mascotitas por conocer. 

Previamente, también podemos cubrir los asientos con una vieja funda en desuso o sábanas desgastadas. O de última, utilizar papel de diario, bolsas de supermercado y de consorcio, en lo posible sujetadas, para que los pelos no queden “pegados” al tapizado.

salud@cronica.com.ar

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF