.

.

Lo Último

29 de agosto de 2019

Ministerio de Salud habilita centro de investigación en desarrollo infantil

El CEDITEA fue inaugurado hoy en el Hospital General Pediátrico “Niños de Acosta Ñu”. Es un espacio de atención creado para niños de 6 a 48 meses de vida hijos de funcionarios del hospital y niños de la comunidad con trastorno del espectro autista, así como para la formación e investigación permanente en desarrollo infantil y trastorno del espectro autista.

Acto inaugural del Centro de Investigación en Desarrollo Infantil y de Fortalecimiento del Espectro Autista.

La implementación del Centro de Investigación en Desarrollo Infantil y de Trastornos del Espectro Autista (CEDITEA) se dirige a niños de 6 a 48 meses de vida, hijos de funcionarios del Pediátrico y niños de la comunidad con Trastorno del Desarrollo (TD) no motriz, en particular portadores de Trastorno del Espectro Autista (TEA).

La creación de CEDITEA surge en respuesta a las necesidades actuales, con el objetivo central de crear un espacio de atención, formación e investigación permanente en Desarrollo Infantil y Trastorno del Espectro Autista.

Entre sus objetivos específicos, se destacan:
  1. Dar respuesta oportuna a la necesidad de atención temprana en guardería a hijos de funcionarios del Pediátrico y niños portadores de TD de la comunidad.
  2. Ofrecer un espacio de formación continua del área de Educación y Salud pública, cuyo interés principal sea el Desarrollo Infantil Temprano y los TEA.
  3. Realizar y fomentar un espacio de Docencia e Investigación en Desarrollo Infantil Temprano   y TEA.
  4. Proveer servicios de asesoramiento especializado en Desarrollo Infantil y TEA a otros centros de atención de los Ministerios de Salud Pública y Bienestar Social y Ministerio de Educación y Ciencias.
  5. Conocer las características de un buen currículo basado en el impacto de las discapacidades múltiples en la construcción de relaciones y en el desarrollo de conceptos concretos y abstractos.
  6. Brindar asesoramiento familiar y fomentar la participación de los padres en el proceso terapéutico y educativo del niño. 
Diagnóstico

Los primeros años en la vida de las personas adquieren singular importancia dado que es allí donde tiene lugar el desarrollo de determinados procesos que posibilitarán o interferirán en el acceso a futuros aprendizajes. Es por esta razón que cualquier intervención que se efectúe en este momento del desarrollo tendrá un impacto muchísimo mayor que el efectuado en cualquier otro momento de la vida. La atención temprana está universalmente reconocida como un conjunto de acciones que se orientan hacia la prevención y la intervención asistencial de los niños que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad o que presentan alguna discapacidad. Pero, a la vez, es un conjunto de intervenciones con el que se actúa para poder garantizar las condiciones y la respuesta familiar ante estas circunstancias en los diferentes entornos vitales.

La detección temprana de signos de alarma y factores de riesgo son fundamentales, dado que darán la pauta de la presencia de desviaciones en el desarrollo, consideradas como una consecuencia de un daño neurológico subyacente ya sea pre, peri o post natal con secuelas tanto motoras, sensoriales como cognitivas. Entre los TD, se encuentra los TEA, cuya prevalencia ha ido aumentando en los últimos años siendo de especial interés su diagnóstico e intervención terapéutica adecuada.

Por otro lado, el conocimiento actual de los profesionales de la salud y educación muchas veces no contempla la expectativa de estar a la altura de los requerimientos de quienes, como consecuencia de un TD requieren atención especializada, siendo fundamental la presencia de un Centro que pueda dar una formación continua en Desarrollo Infantil, TD y en especial TEA.

Los profesionales formados en este Centro deberán retribuir lo aprendido en sus lugares habituales de trabajo. En este sentido, las intervenciones que realizarán los profesionales especialistas en el desarrollo infantil temprano retribuirán no solo en la mejoría de los aspectos cognitivos y sociales de los niños, sino también modificando positivamente su entorno escolar y su propio núcleo familiar.


Fuente: Salud Pública

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF