.

.

Lo Último

18 de agosto de 2019

Semáforo contra la violencia: una técnica que identifica posibles abusos

Es bien sabido que los colores de un semáforo denotan mensajes claros, si hablamos propiamente del tránsito. Pero también se pueden emplear en la prevención de posibles abusos de índole sexual.

Imagen: Salud Pública.

Ante la ola de abusos y denuncias de manoseo que se registra de un tiempo a esta parte, principalmente a la franja infantil, enseñar a nuestros hijos cuáles son las situaciones de vulneración podría significar la prevención de estos hechos y resguardar su niñez.

Existen ejemplos de situaciones de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes con la asignación de colores del semáforo:
  • Verde: se pueden dar caricias en la cabeza y los hombros, gestos que por lo general no deberían llamar la atención.
  • Amarillo: cuando una persona procede a tocar las piernas o las manos, puede empezar a levantar sospechas de alguna mala intención. El mensaje es “Ten cuidado”.
  • Rojo: ¡Nadie puede tocar! La parte íntima (genitales, glúteos), los pechos e incluso la boca. Son insinuaciones que pueden desencadenar en un abuso sexual.
Utilizar este recurso para que tu hijo o hija pueda identificar estas agresiones, y trabajar con la confianza para que el niño o niña pueda contártelo inmediatamente son dos factores vitales para resguardar la inocencia y preservar su salud mental y física.  


Salud Pública

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF