Lo último

Lo último Mitã´i: aprehenden a un sujeto con orden de captura - Barcequillo: inauguran nuevo sistema lumínico en canchas de plazas - Verifican situación laboral de choferes del transporte público - Conductor agrede a agente de PMT - Empate en el Gunther Vogel ante Libertad 2-2 - Junta aprueba presupuesto 2021

15 de septiembre de 2019

Siete barreras para la donación de órganos

Sólo una de cada cien personas que fallecen podrá transformarse en donante de órganos. La ablación de órganos únicamente es posible al determinarse la muerte encefálica, la indiferencia lleva a perder un sinnúmero de vidas.

Imagen: Salud Pública.

La información errónea sobre la donación es el principal obstáculo que impide a las personas convertirse en donantes de órganos y tejidos, como la creencia de que los médicos de la sala de emergencias no se esforzarán en salvarle la vida a una persona que ha indicado que desea ser donante. Esto no es verdad.

Barreras para la donación de órganos

1. “Puedo querer donar un órgano, pero no todos”. La persona puede especificar qué órganos quiere donar. En todos los casos, se respetarán sus deseos.

2. “Si saben que quiero ser donante, los doctores no tratarán de preservar mi vida”. Esto es falso. El equipo médico que lo trate en vida no es el mismo que el grupo médico de ablación de órganos. Los profesionales de salud harán todos los esfuerzos por salvar su vida. Solamente después de agotar todas las posibilidades, y luego de ser declarado con muerte encefálica, se considerará la donación.

3. “Mi religión no apoya la donación de órganos”. La donación es un acto de solidaridad y fraternidad humana, y una prueba de que el cuerpo muere, pero jamás el amor que lo sostiene. Esta postura es compartida por la mayoría de las religiones.

4. “Nadie va a querer mis órganos por mi edad o condición médica”. Al tiempo de la muerte, el médico del INAT revisará la historia clínica y realizará estudios médicos para determinar la aptitud de los órganos del donante.

5. “Debo pagar para realizar la donación”. La donación de órganos es un acto de amor solidario. Nadie puede percibir compensación económica por ello, así como tampoco nadie podrá exigir pago alguno por el órgano trasplantado.

6. “Los ricos y famosos avanzan en la lista de espera mientras que los demás deben aguardar más tiempo”. La posición en la lista de espera no tiene en consideración factores como la etnia, edad, ingresos ni clase social. Por el contrario, es imprescindible el tipo sanguíneo, la urgencia médica, la ubicación geográfica, el tamaño del órgano y la compatibilidad de los tejidos.

7. “Tráfico de órganos”. Según la ley, se exige que dos médicos firmen el acta de defunción, tras haber certificado dos veces y con un intervalo de seis a doce horas todas las exploraciones necesarias para confirmar el fallecimiento de la persona. Por otra parte, la complejidad y el gran número de profesionales necesarios en un operativo de trasplante, como así también la necesidad de compatibilidad entre donante y receptor, hacen imposible concebir el tráfico de órganos.

El INAT ofrece todas las garantías de transparencia e idoneidad profesional para asegurar el acto altruista de la donación y, como resultado, los trasplantes son altamente satisfactorios. Permiten reinsertar al individuo a la sociedad como un ser productivo, tanto física como intelectualmente.

La indiferencia se alimenta de mitos que, en un tema tan sensible como la donación de órganos, lleva a perder un sinnúmero de vidas.

Es mucho más factible que nosotros o un ser querido integremos en el futuro una lista de espera para ser trasplantados a que tengamos la oportunidad de donar nuestros órganos al finalizar nuestra vida. La donación de órganos es un acto de amor, una apuesta por la vida.

A pesar de las campañas, los preconceptos sobreviven, aunque el aumento en las donaciones en los últimos dos años habla de una mayor toma de conciencia. 

Estadísticas nacionales

Según los registros del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT) del Ministerio de Salud, actualmente están en lista de espera para un trasplante 349 personas a nivel nacional.

De esta lista, encabezan los pacientes que requieren trasplante renal, que suman 198 en total. Les siguen 141 personas en espera de córneas, 6 en espera de un corazón y 4 de hígado.


Fuente: MSPBS

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF