.

.

Lo Último

24 de noviembre de 2019

La paradoja de Uber: cómo la aplicación libera y encadena a sus conductores en la "economía colaborativa"

No tener jefe, ser independiente, trabajar en casa, en la cafetería, en el automóvil ¿Será en realidad tan maravilloso como algunos se lo imaginan?.

La paradoja de Uber./ BBC 

Los riesgos y desafíos de la economía colaborativa, también llamada "economía gig", están a la vista en todo el mundo.

Uber es parte de una ola de plataformas que ofrecen nuevas formas de comprar, vender, alquilar y contratar temporalmente a otros: en lugar de empleados asalariados, los trabajadores independientes son pagados por los consumidores por realizar un trabajo específico.

Y las plataformas en este negocio argumentan que no emplean personal, sino que solo conectan a los clientes con personas que buscan ganar dinero. Ninguna empresa es más simbólica de este cambio en la vida laboral que Uber.

¿Qué es la "economía gig", por qué está creciendo tan rápido y cuáles son sus riesgos?

Digamos que estás sin empleo. Y que ves una oportunidad en trabajar con Uber llevando pasajeros en tu automóvil. También puedes arrendar tu departamento a través de la plataforma digital Airbnb. Y vender algunas de tus cosas en Facebook sin intermediarios; y quizás ofrecer tus servicios profesionales por algunas horas.

Al final del mes te haces un sueldo y entonces la combinación de estas opciones te permite vivir sin tener un empleador. Te conectas directamente con otros usuarios en Internet. Eres libre, eres tu propio jefe.

Suena muy bien, quizás, pero no tienes protección social ni estás ahorrando para tu jubilación. Te enfermas y el asunto se complica. Vacaciones pagadas, ni lo sueñes. Lo que sonaba perfecto, parece que no lo es tanto.

Esa es una cara de la moneda. La otra, es la de los profesionales altamente calificados que trabajan de manera independiente para varias compañías, organizan su tiempo y desarrollan habilidades que les permiten insertarse en distintos equipos de trabajo.

Muchos son emprendedores, pueden trabajar desde la casa o el avión y generan ingresos superiores a los que podrían conseguir en un trabajo fijo con un solo empleador. Se mueven en el mundo digital como peces en el agua y nunca dejan de estudiar.


Fuente: BBC.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF