Lo Último

15 de diciembre de 2019

Simplemente, gracias

[Opinión] Cualquiera sea el final de esta historia, para bien o para mal, a este grupo de jugadores, cuerpo técnico y presidente del Sportivo San Lorenzo, yo como sanlorenzano siento que debo reconocer el esfuerzo que se hizo para que ellos nos representaran de la manera que lo hicieron, dentro de lo que es el mediocre fútbol paraguayo.  Espero obviamente la salvación...



Por Sergio Velázquez 

Cualquiera sea el final de esta historia, para bien o para mal, a este grupo de jugadores, cuerpo técnico y presidente del Sportivo San Lorenzo, yo como sanlorenzano siento que debo reconocer el esfuerzo que se hizo para que ellos nos representaran de la manera que lo hicieron, dentro de lo que es el mediocre fútbol paraguayo. 

Espero obviamente la salvación. Todos queremos eso, y todos los que iremos hoy a la cancha será con la ilusión de lograr la permanencia, no hay dudas de eso. Si se da lo otro, bueno, mirar hacia el frente, saber perder así como supimos ganar en su momento, y con dolor valorar el trabajo hecho por todos, no sé si aplaudirles necesariamente, pero por lo menos no reprocharles.

Lo que consiguió San Lorenzo no es poca cosa. Llegar a la última fecha con posibilidades de salvarse, y encima dependiendo de sí mismo, no es fácil. Hay cosas que no se hicieron bien y hoy todos estamos pagando por eso. Los que toman decisiones lo hacen sabiendo que puede afectarnos a todos, porque volver a la Intermedia no puede entusiasmar a nadie, y no se crean, eh... la salvación tampoco será para que suspiremos demasiado.

Es verdad que si nos salvamos llegaremos a fin de año brindando por un año más en la Primera División, pero la temporada que viene será el doble de dura, teniendo en cuenta el promedio con el que concluyamos en el presente campeonato, y si queremos salvarnos debemos ser conscientes de ello.

Este comentario no es de un conformista, ni es de alguien que abre paraguas antes de tiempo. Si sos de los que seguís mi trabajo sabrás que cuestioné la campaña realizada en la B, por más que para los que miran solo los resultados digan que fue casi perfecta. Dudé hasta último momento de la chances de ascender de Intermedia a Primera. 

Fui muy crítico con la labor de Sergio Orteman al frente de la conducción técnica, pero hoy, a horas de un posible descenso, no se me cae nada para reconocer lo que el uruguayo le dio al club de mi ciudad. Para mí es el entrenador más ganador de la historia del Sportivo San Lorenzo. Es un entrenador que con poco hizo mucho en la Primera División. Con poco hizo que su equipo le ganara bien a Cerro Porteño dos veces, que le ganó tres veces a Luqueño y que en Villa Elisa contra Sol su equipo nos maravilló a todos con aquel 6-1, un marcador que no recuerdo que se haya repetido este año. A mí me gusta mirar la película completa, no me quedo solo con la foto. 

Orteman hizo de San Lorenzo un equipo respetable, intentó que su equipo, siempre y contra cualquiera, vaya al frente. El Rayadito fue un equipo sorprendente en las primeras fechas, admirado por todos y que lastimosamente ya no se pudo levantar, o no fue constante. Seamos na realistas, el 50% de los clubes de Primera División agarran futbolistas que en Olimpia, Cerro o Libertad no tienen posibilidades, y nosotros no somos para nada la excepción, por algo ko están en San Lorenzo, salvo Wilson Quiñónez que por escándalo debería ser arquero de equipos mucho más grandes. Pero después, con todas esas limitaciones competimos contra equipos que desecharon a los jugadores que ahora tenemos y aún así les hicimos partido.

Y los colegas de la capital que vendieron humo con eso de "proceso", deben de convencerse de cuán equivocados estaban. Infórmense. No lo hagan para quedar bien con el entrenador o dirigente de turno. No se queden con eso de que Orteman estuvo hace tres años, subiendo de una categoría a la otra, porque ustedes no siguieron esas campañas como lo hacen ahora. Y el año que viene, si es que nos toca la mala suerte de volver a Intermedia, seguro que tampoco que estarán. Con referencias nada más no pueden afirmar que a una cosa se le puede llamar proceso.

Quizá hubo un proceso de formación profesional para los integrantes del cuerpo técnico, ya que tener la estabilidad que ellos tuvieron no se da siempre y te ayuda a crecer como equipo de trabajo. Pero las herramientas no fueron las mismas, de hecho fueron totalmente diferentes.

San Lorenzo es un equipo que está lejos de ser de Primera División. Una cosa es estar en la Primera División, y otra cosa es ser realmente de la Primera División. Un verdadero equipo de Primera División no debería estar en la categoría peleando la permanencia, mínimamente va a competencias internacionales cada año. Y en cuanto a lo infraestructural y social ni hablemos: no hay cancha auxiliar, no se le da las debidas atenciones a las divisiones formativas y el socio no recibe un gran beneficio del club. Así que salvarse o no, no cambiará nada de eso.

Por eso los dirigentes debieron pensarlo bien antes de apostar a subir a Primera División, preparar mejor a la institución para que no bajemos sin pena ni gloria. Debieron haberlo aprendido después del 2015. 

Bueno, redondeando esto. Yo espero que los jugadores tomen el partido como el partido de sus vidas. Los hinchas podrán alentar o criticar, el entrenador armar y dar indicaciones, pero son ellos los que juegan, ellos los que meten y los que fallan, y lo que ocurra será por lo que solamente ellos hagan. De mi parte, gracias porque me ilusionaron y porque más de una vez me sentí bien representado por ustedes.


Leé también: ¡Así está la cosa!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF