.

.

Lo Último

6 de abril de 2020

Equivocada actitud del director del hospital de Calle'i

[Editorial] El Dr. Luis Prats, director del Hospital General de San Lorenzo, se rehúsa a hablar con la prensa local. Sin embargo, brinda declaraciones a medios de la capital, que con el debido respeto que se merecen los colegas de Asunción, obviamente que no conocerán ni tendrán tanto interés como un comunicador local que vive el día a día de la realidad sanlorenzana. No cabe duda que los reclamos de los colegas son atendibles, así como el director pueda estar con muchas tareas, aunque más bien este último pareciera ser un pretexto. En cualquiera de los casos nada mejor que una buena organización, pero para ello debe empezar cambiando su actitud negativa que en nada contribuye en la transparencia de la institución.



Si bien el problema comunicacional del Hospital General de San Lorenzo (HGSL) no es nuevo en gestión de su director Luis Prats, pese a los reclamos de los colegas, la pandemia del COVID-19 propició una suerte de enemistad con la prensa local, debido a su lamentable falta de apertura. Sin embargo, brinda declaraciones a medios de la capital.

Con el debido respeto que se merecen los asuncenos, no conocerán ni tendrán tanto interés como un comunicador local que vive el día a día de la realidad sanlorenzana.

Importante aclarar que la crítica no es a los efectos de desmeritar el trabajo que se viene realizando, de manera que no se puede desconocer las mejoras que se han introducido en el hospital, desde su elevación de categoría hasta las mejoras edilicias, y no es menos importante dejar de mencionar que ha recibido el apoyo general del pueblo sanlorenzano, sea en aportes económicos o insumos.

El soporte político brindado al director Prats también es importante mencionar, ya que sin ese apoyo no se hubiera tenido los avances que son de público conocimiento. Cabe destacar, que esa misma suerte no tuvieron los anteriores directores.

Por supuesto que no todo es “color de rosa” como muchos quieren dar a entender, y conforme a nuestra línea editorial jamás estuvimos ajeno a eso, basta con revisar nuestros archivos.

En ese sentido, las quejas de los usuarios siempre fueron manifestadas a través de las redes sociales, entre ellas por los servicios y más por la calidad de la atención, y últimamente comentarios de supuestos contratos irregulares.

A todo esto se suma la eterna queja de los colegas, quienes con la sana intención de informar reciben el desprecio de su director general, quien aparentemente cuenta con un mal llamado “Departamento de Prensa”, aunque según el locutor Fernando Riquelme, negó poseer alguno. Sin embargo, la institución cuenta con una página en Facebook, una cuenta que al parecer ridículamente juega más a la competencia con los medios de comunicación que cumplir con su labor institucional. Si no posee un equipo de comunicación o una persona que esté a cargo, ¿quién administra la página? No sorprendería una contratación irregular.

Y ya que mencionamos la falta de transparencia, probablemente esta sea una de las razones por el cual un sector de los organizadores de la comilona “Todos por Calle'i” que se llevó a cabo en diciembre del 2018 tardaron tanto en desembolsar la recaudación, incluso meses después generó la queja del propio director y sus aliados políticos.  Al mismo tiempo transcendió que otra de las razones sería que “está muy politizado el hospital”.

Retomando la queja de los colegas que es atendible e igualmente que el director podría estar con muchas tareas, aunque más bien pareciera ser un pretexto, para este último nada mejor que una buena organización, pero para ello debe empezar por cambiar su actitud negativa que en nada contribuye para el fortalecimiento de la institución.

Lo mismo no ocurre en otras ciudades, según comunicadores, el relacionamiento con los trabajadores de la prensa es buena.

Es importante recordarle a Luis Prats dos cuestiones muy sencillas, pero fundamentales. 1, que es un funcionario público y debe estar a la altura. 2, en esa misma línea: la importancia de la transparencia, sobre todo en este tiempo donde abundan los hechos de corrupción.

Así pues, a pesar de nuestras dudas, es de esperar un cambio positivo, de modo a ofrecer más transparencia en las gestiones y mayor interacción entre el hospital, la sociedad civil y los medios de comunicación. 


Leé también: Mejorar la atención 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF