.

.

Lo Último

3 de abril de 2020

Medias verdades, ¿populismo?

En la víspera el Ejecutivo Municipal vendió unas medias verdades sobre la transferencia monetaria al Hospital General de San Lorenzo (HGSL). La transferencia no fue a la administración del hospital, más bien al Consejo Local de Salud, donde mayormente dicen que están los “amigos”.

"No todo lo que brilla es oro". / Captura.

La imagen que vendió el Ejecutivo es la de un intendente comprometido con la salud, pero no es tan así, está obligado, de hecho que ese acto ni siquiera tuvo la necesidad de ser publicada y menos con medias verdades.

La ley 1032/96 establece que las municipalidades tienen el compromiso de transferir de sus fondos genuinos de forma anual el 5% a los consejos locales de salud, en el marco de la descentralización en salud. La Municipalidad de San Lorenzo lo viene realizando regularmente, no solo en la presente administración, desde los tiempos de Albino Ferrer.

Sin embargo, ayer llamó la atención la forma en que postearon el anunció de la transferencia, cuyo valor es de G. 60.000.000 “a favor del Hospital General de San Lorenzo para pago de honorarios al personal de Blanco, Limpiadoras, y Seguridad, y 80 funcionarios municipales comisionados (enfermeras, Limpiadoras, seguridad) que prestan servicios actualmente a la Institución” (SIC).

Sencillamente, no es a la administración del hospital al cual se transfiere el dinero como un gesto “solidario”, sino al Consejo Local de Salud, que a su vez es presidido también por el intendente Alcibíades Quiñonez. A diferencia de la administración de Albino Ferrer que estuvo conducido por el exdirector de Salubridad, Dionisio Franco.

Con el fin de reconfirmar el destino de la transferencia, consultamos al secretario general de la Intendencia, Enrique Moreno, quien confirmó que la transferencia fue para el Consejo de Salud.

Es oportuno agregar, que tanto en la presente administración como en la anterior nunca dieron a conocer los planes del Consejo Local, peor, ni siquiera presentaron a la mesa directiva.

Qué dice la normativa

Con la promulgación de la Ley 1.032 y su reglamentación, se inició un proceso participativo de reforma del sector salud, con un modelo descentralizado de la gestión de los servicios de salud. En este contexto normativo, se promocionan los Sistemas Locales de Salud. Estos conforman un espacio social democrático que asegura la representatividad de los intereses locales, mediante la participación de la población, en una alianza de co-responsabilidad con el sector público local y central. Esta relación facilita el ejercicio de control social sobre las acciones públicas y desarrolla el compromiso de participar en la solución de los problemas, dejando de ser meros espectadores o beneficiarios clientelistas de la gestión pública.

Pueden participar todas las instituciones y organizaciones de la sociedad civil que presten servicios o realicen actividades relacionadas con la salud y el bienestar de la población.

Sociedad civil organizada: cooperativas, organizaciones no gubernamentales, juntas de saneamiento, comisiones vecinales, gremios de salud, clubes deportivos, organizaciones sin fines de lucro, cooperadoras escolares.

Autoridades del gobierno local: Intendencia y miembros de juntas municipales.

Sectores privados en salud: sanatorios privados, laboratorios, farmacias.

Otras: colegios, escuelas, universidades, bomberos, policía, iglesia, jueces de paz.

¿En qué se puede utilizar los fondos?

En el pago a médicos, enfermeras, obstetras, bioquímicos, limpiadores, compra de medicamentos para internados y ambulatorios, artículos de limpieza y útiles de cocina, combustible para traslado de pacientes, equipos médicos como sillón odontológico, equipos de laboratorio e informáticos.


Leé también: No renovarán contratos 


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF