Lo Último

23 de agosto de 2020

Las cosas como son...

San Lorenzo dejó una nueva evidencia de lo enorme que le queda la Primera División. Al ser derrotado por Nacional sumó su octava caída en su nefasta campaña dentro del Torneo Apertura, que lo coloca en la tabla como lo que es, el peor equipo del certamen.

No pasa nada con el Rayadito. / Club Sp. San Lorenzo.

El equipo rayadito se sigue hundiendo en un pozo que parece no tener fondo. La renovación del cuerpo técnico, hasta ahora, no ha mejorado en cuando a resultado; sí en rendimiento en algunos partidos, no justamente contra Nacional, pero sí cuando empató frente a los campeonables Guaraní y Olimpia. ¿Pero de qué sirve sumar contra los poderosos si la actitud no se mantiene ante los verdaderos rivales?

Ha pasado más de una rueda, y San Lorenzo sigue sin poder ganar. Muchas veces mereció mejor suerte claro está, pero no siempre, falló contra los equipos que pelean por lo mismo; falló en resultado y en actitud.

Hoy por hoy el Rayadito no le hace frente a nadie. Más allá de lo demostrado ante el mismo Olimpia, este equipo no ofrece garantías. Se probó distintos jugadores, se improvisó en posiciones, con volantes haciendo de defensores o centrales; se fue Orteman y vino la dupla y hasta aquí no se ha podido revertir la situación que lo está mandando al equipo a donde merece estar. 

Porque un verdadero equipo de Primera División no puede perder tantos partidos como San Lorenzo, porque un equipo que consiguió la permanencia el primer año de haber ascendido no debería seguir peleando por lo mismo al siguiente año. 

A siete fechas de que concluya el Torneo Apertura, el equipo de Cristian Martínez y Alfredo Cano marcha último en las posiciones, puede también ocupar ese lugar en los promedios, en el cual el suyo ya está por debajo del 1,000. De las copas internacionales hoy ya nadie se acuerda, si la permanencia misma es poco probable...

Estamos en una situación desesperante. San Lorenzo atraviesa una etapa muy complicada, donde todo lo probado viene fallando, cuando ya no queda mucho que probar. Las finales que le quedan a este impredecible equipo son: River (local), Luqueño (visitante), Sol (local), Guaireña (vistiante), General Díaz (local), Libertad (vistante) y Cerro (local).


Leé también: No hay caso

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF