Lo Último

21 de septiembre de 2020

¡No es tarde para levantarse!

¡La alegría sí que se hizo esperar! El Rayadito tardó más de una rueda para volver a ganar; con su triunfo hundió a General Díaz en el fondo del descenso y zafa del último puesto en la tabla de puntuaciones. Brillante debut del "Tiburón" Torres bajo la conducción técnica, aunque tendrá duros enfrentamientos en las dos últimas fechas... ¡ahí te quiero ver!

Goleador y asistidor abrazándose. / Club Sp. San Lorenzo.

San Lorenzo ganó un juego clave, de eso no quedan dudas. Si había un partido que se debía ganar como sea era éste, porque el mismo definía muchas cosas, y entre ellas claramente estaba saber quién de los dos era el peor equipo del Torneo Apertura, y el Rayadito demostró ser un poco mejor que el rival de turno.

Una derrota habría sido una catástrofe. Este triunfo trae muchísima calma, porque se viene un combo de partidos casi imposibles de ganar, de hecho si San Lorenzo sumara aunque sea un punto de los seis que estarán en juego sería impensado. 

Pero bien, el partido contra General Díaz es el que hay que analizar. Dos tiempos diferentes, aunque en ambos el Santo fue superior. En el primero no tuvo profundidad y generó muy poco. En el segundo aparecieron los goles, ya no desde el penal como en los anteriores partidos, esta vez Rogerio Leichtweiss fue el destacado con dos tantos que un momento parecían sentenciar el marcador. Sin embargo, un tanto de descuento a través de Nicolás Morinigo revivió por un momento a las Águilas, mientras que en San Lorenzo volvían los fantasmas de los empaten que sufrió sobre la hora.

A diferencia de los partidos contra Guaraní y Sol, en esta oportunidad el Rayadito pudo aguantar la diferencia a su favor y se llevó un triunfo merecido y peleado, porque pasaron 17 juegos para que tal resultado pueda darse.

Tres puntos claves en el cuadro universitario: Leichtweiss volvió a convertir y puede ser el goleador que tanto precisó este equipo. Víctor González corrió como nunca y se destacó como lateral por derecha, siendo un puesto en el que nadie se ha podido consolidar. Juan Manuel Salgueiro, quien venía relegado, en su reaparición se justificó con dos perfectas asistencias. 

El ciclo de Roberto Torres empezó así. Una leve mejoría, futbolísticamente y en actitud. A esto se le agregó el resultado, que bien podrían ser el punto de inflexión para lo que se viene. Libertad y Cerro Porteño serán los próximos rivales, y así como San Lorenzo pudo sacarle puntos a Olimpia y a Guaraní, bien podría dar sorpresas similares. Se pone interesante la pelea por la permanencia.


Leé también: ¡No es un sueño!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Print Friendly and PDF